El poder de las afirmaciones positivas

Si te ha gustado comparte....Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Cuando estamos seguros de algo hacemos una afirmación sobre ello; podemos afirmar de forma negativa: “Es un desastre”, “No merece la pena” o de forma positiva: “Va a salir bien”, “Es el mejor día de mi vida

Las afirmaciones positivas hacen que nos sintamos bien, pletóricos, inspirados y sobre todo hacen que tengamos una actitud positiva en nuestra vida; por el contrario, una afirmación negativa da paso a un estado negativo de ánimo. Nuestro pensamiento crea nuestra realidad, por eso sería una lástima estar creando nuestra realidad basándola en pensamientos negativos, esos que revisamos en mi post anterior. Darnos cuenta de que suponen una perdida de tiempo con graves consecuencias para nuestro ánimo, nos hace ver que no nos podemos permitir el lujo de tener pensamientos negativos.

Ya que tenemos la capacidad de elegir cómo y qué queremos pensar: ¡Elijamos pensar en positivo!. Romper el hábito de tener pensamientos negativos puede resultar al principio un tanto laborioso, pero se trata solo de un hábito. Por eso el truco estaría en cultivar un nuevo hábito: el de buscar lo positivo en cada cosa.

Cuando en tu día a día aparezca una duda sobre tus capacidades o sobre una situación, algo así como un No se si seré capaz, o un Creo que no merece la pena el esfuerzo”, el primer paso para cambiarlo es darte cuenta de que estás teniendo un pensamiento negativo. De los más de 70.000 pensamientos que se calcula que tenemos cada día, te sorprendería descubrir cuántos de ellos son negativos.

¡Qué importante que es educar el pensamiento!

Nuestra mente no entiende la palabra “NO”; de la misma forma que en el teclado de tu ordenador no existe la tecla “NO PRINT”. Siempre que tenemos un pensamiento donde exista el “NO”, nuestra mente automáticamente elimina esa palabra (el NO) como si no existiese. Un ejemplo sería: “No quiero equivocarme”. En este momento tu mente elimina ese “NO” y se queda con “Quiero equivocarme”, por eso, aún más importante que utilizar expresiones positivas lo es utilizarlas afirmativas.

Un ejemplo de la vida real: estás sirviendo una bebida en copas y de repente piensas “Ay, no quiero que se caiga fuera y manchar el mantel”. Inmediatamente te tensas y tu pulso comienza a vacilar. Hasta que no pensaste que “no querías que se cayera fuera”, estabas tan tranquila.

Y entonces… ¿Cómo formulo mis afirmaciones positivas?

Créeme, es algo mucho más simple de lo que parece, y con estas sencillas 3 pautas, podrás crearlas fácilmente y de forma natural.

  • Utiliza siempre un lenguaje afirmativo.

  • Creételas, sientelas en lo más profundo de tu corazón. Creételas antes de decirlas y después de expresarlas.

  • Han de ser ciertas para tí.

Por eso, cuando una afirmación te haga sentir feliz, ilusionada y con esperanza, será que está correctamente redactada, ya que las afirmaciones positivas siempre te remueven, te inspiran y te impulsan.

Hablábamos de hábitos… pensar en positivo te convertirá poco a poco en una persona positiva, que es consciente de sus emociones y que sabe gestionarlas.

Y ya sabes….cada día fíjate en todo lo positivo que tienes en tu vida, puesto que eso estimula pensamientos positivos que, a su vez, desencadenarán más pensamientos positivos.

Si deseas saber algo más sobre el pensamiento positivo, te invito a visitar el post sobre el Sindrome de Pollyana en nuestro blog de Gestión Emocional

 Estaré encantada de charlar contigo en comentarios ¡Te esperamos!

Quizás también te interese...

Si te ha gustado comparte....Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Sobre Paloma Hornos

Terapeuta y formadora en Inteligencia Emocional, escritora y columnista en diversos medios de comunicación dirige el gabinete GESTION EMOCIONAL (www.gestionemocional.com). Con ella descubrirás el valor de quererte, y de quererte bien, mejorarás tu productividad y tu comunicación, y aprenderás a gestionar el estrés y tus emociones.

10 comentarios en “El poder de las afirmaciones positivas

  1. Efectivamente! (Ya empece con las afirmaciones haha) pensamientos positivos atraen acciones positivas, incluso en la publicidad no es bien visto decir “no” o cuando regañas a un niño. Excelente artículo, saludos

  2. Oh no parece para nada complicado, aunque a veces el “quizás o tal vez” se hacen presente con bastante regularidad. Intentaré hacerlo, ultimamente siempre me digo que lo haré o que podré, no dudo, es muy bueno :3

    1. Gracias Karla por tu comentario.
      Efectivamente, el NO es una palabra “prohibida” en muchos ámbitos. El NO, en si, no es el problema. El problema está en pensar en negativo con demasiada facilidad.
      …y total…¿Para qué?

  3. Pensar en positivo no siempre es fácil pero es posible. Tu tema da las pautas para decretar cosas buena en el día a día. El ejemplo del vino es perfecto porque sucede así con muchas cosas en la vida, nos ponemos negativos y las cosas empiezan a salir mal. Gracias!

  4. Yo siempre prefiero ver la vida desde un lado positivo. Por ejemplo, cuando en el colegio nos mandan tarea yo no digo “Buff aún me falta un montón por hacer, no acabaré nunca…” prefiero pensar “Qué bien que ya llevo 3 ejercicios hechos, ya falta menos!”. Estoy de acuerdo con este post al 100%, de hecho hay una canción que me encanta que dice “It´s my life, it´s now or never, are you gonna live forever?” y siempre me ayuda a pensar en positivo. (Es mi vida, es ahora o nunca, ¿vas a vivir para siempre?)

    1. EStoy totalmente de acuerdo contigo en esas 2 ideas: “ahora o nunca” y “no vas a vivir siempre” asi que… dejemonos de preocuparnos y comencemos a vivir.

      ¿Sabias que cerca del 90% de las cosas que tememos que ocurren nunca pasan? es absurdo el gasto de energia que supone en nosotros preocuparnos de cosas que nunca van a pasar.

¡¡Gracias por participar con tu comentario!!