Un ejemplo de actitud en el deporte. Entrevista a Carlos y a su mamá

Si te ha gustado comparte....Share on Facebook33Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Después del último post donde hablamos de la actitud de los padres en el deporte, hoy vengo con un artículo cargado de realidad, de emociones y que refleja algunos de los ejemplos que ya vimos en el anterior post.

Estoy segura que todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, pero sobre la pista, a veces se nos olvida, y anteponemos las ansias de ganar o la competitividad extrema ante la felicidad del pequeño o simplemente ante la práctica de deporte, que ya es todo un reto a celebrar.

Hoy quería ponerme en la piel de un niño e intentar expresar lo que ellos ven y sienten ante ciertas actitudes de algunos padres sobre el terreno de juego. Porque si ahondamos en sus sentimientos, ellos son los primeros afectados. Pero también quiero ponerme en la piel del padre o madre del niño deportista, ver cuáles son sus miedos y sus inquietudes y el por qué de esas actitudes.

Hemos hecho una pequeña entrevista a Carlos, un niño de 10 años que practica varios deportes: pádel, fútbol y atletismo, además de jugar en la calle y corretear por el pueblo con las bicis.

P. ¿Qué es lo que más te gusta del deporte?

R. Que juego con mis amigos y me lo paso bien.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Tus padres te acompañan en los entrenamientos o en tus partidos?

R. Si. Están trabajando pero me llevan a los entrenamientos y se quedan viéndome. Cuando ellos no pueden me lleva mi abuelo. Cuando jugamos fuera del pueblo se vienen siempre conmigo.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Qué es lo que más te gusta de tus padres?

R. Que siempre me acompañan, mi padre a veces trabaja de noche y duerme muy poco pero se viene a verme. Me gusta que me vean.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Tus padres se enfadan si pierdes?

R. No, me enfado yo. Pero mis padres me dicen que hay que seguir jugando para hacerlo mejor, pero no me riñen ni se enfadan conmigo. Otros padres si se enfadan y dan voces, pero por eso no lo hacemos mejor. No me gusta eso, porque los niños juegan peor, empiezan a fallar más.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Qué te dicen tus padres sobre el deporte?

R. Que es bueno para el cuerpo y que hacemos amigos. Mi mejor amigo es del fútbol y no viene a mi mismo colegio. Se llama Fran.

Por las respuestas de Carlos sientes que tiene todo el apoyo de su familia. Es un niño que se siente protegido, valorado y motivado para practicar deporte, independientemente del resultado.

Hemos entrevistado también a Rosario, la mamá de Carlos. En ella vemos el amor incondicional de una madre hacia su hijo, fortaleciendo todos los aspectos positivos de la práctica del deporte en los niños.

P. ¿Crees que a Carlos le gusta el deporte o lo practica por obligación?

R. Para nada, le encanta el deporte. De hecho este año me ha pedido que lo apuntara a atletismo, porque le encanta correr. Dice que le hace sentirse bien. Ya jugaba a fútbol y pádel desde que tenía 5 años, y ahora este año ha empezado en atletismo.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Vosotros, sus padres, practicáis deporte?

R. Yo, su mamá, no mucho, algo de pádel, me parece muy divertido. A veces también salimos con las bicis en familia por el campo. Pero mi marido si es muy deportista, sale a correr habitualmente y el niño lo lleva viendo desde siempre. Le inculcamos que el deporte es salud.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Ves habitualmente actitudes antideportivas en los padres?

R. Si, se ven de vez en cuando. En el pueblo nos conocemos todos y es poco frecuente, pero cuando salimos a algún torneo fuera del pueblo, donde hay una competición en medio, se ve con más frecuencia.

—————————————————————————————————————————

P. ¿Crees que influyen esas actitudes en los niños?

R. Si, por supuesto. Los niños se ponen nerviosos y empiezan a fallar mucho más. Se van del partido. Encima, delante de más niños y de otros padres, se sienten ridiculizados. Creo que esas actitudes son muy negativas para los niños. Hay que hacerles ver que a veces se gana y que otras se pierde, tiene que aprender a valorar el esfuerzo y que todo se consigue luchando.

Espero que estas entrevistas te hayan gustado tanto como a mí. Hay sido muy bonito compartir con Carlos y Rosario esta experiencia.

Seguro que nos hace reflexionar a más de uno de lo importante de ser positivos y motivadores en el deporte, en la vida. Y no te olvidemos de ahorrar tiempo de aquí y de allá, como bien nos dice y ayuda Tu Rincón Del Ahorro, y dedicar ese tiempo de calidad con los peques, tan importante para ti y los tuyos, por ejemplo, practicando deporte.

¡Charlamos en comentarios!

 

Quizás también te interese...

Si te ha gustado comparte....Share on Facebook33Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

Sobre María Jesús Redondo Cuadrado

Social Media y Comunity Manager en Extrempadel. Soy quién está detrás de la pantalla, me encantan las personas y la relación con ellas. Junto con mi compañero de aventuras, Manuel Ruiz, gestionamos un centro de padel indoor con una escuela maravillosa. Me apasiona la naturaleza y todo aquello que nos brinda la tierra; compagino mi profesión como Bióloga con las redes sociales y el mundo 2.0.

6 comentarios en “Un ejemplo de actitud en el deporte. Entrevista a Carlos y a su mamá

  1. Me ha encantado el post, que bonitos recuerdos de mi infancia me ha traído. Mi padre siempre ha sido muy deportista y recuerdo salir a correr de pequeña con mi padre por las mañanas el fin de semana, salir con la bici… incluso consiguió apuntarme al equipo de fútbol masculino porque no había de chicas. Me siento muy afortunada de que mi padre mi inculcara el valor del deporte.

  2. Yo recuerdo de pequeña hacer Karate porque mis padres querían, pero no había forma, no me gustaba y lo pasaba muy mal, aún no tengo niños, pero intentaré siempre potenciar sus gustos y habilidades y no obligarles a hacer la actividad que yo desee. Las ganas y la motivación es uno de los motores principales 😉

  3. Me encanta tu artículo, recuerdo el anterior que trataba sobre el deporte y si ya estaba de acuerdo contigo entonces, después de leer esta entrevista, ya no queda duda. Me emociona como lo vive esta familia, como el niño percibe que sus padres, a pesar de que trabajan, les gusta acompañarlo a sus partidos, que siempre le apoyan y que no se enfadan si pierde, porque lo importante no es ganar, el hecho de que el padre sea deportista le ha servido de guía positiva, en resumen, genial!, ojalá aprendamos todos a apoyar así a los niños para que crezcan sanos en ambos aspectos.
    Muchas gracias por compartirlo 😉

  4. Es verdad que practicar deporte es sano, tanto física como mentalmente, pero llevado al extremo se convierte en una carga para los pequeños. Cuando hacen deporte y disfrutan con ello se diviertan, deja de ser un deporte que para ser un juego compartido con amigos y divertido. Lamentablemente no siempre ocurre así, también está el extremo en el que el deporte es una competición para los padres que repercute negativamente en los pequeños.
    Jugar, correr, saltar, montar en bici o cualquier otra actividad al aire libre realizada por niños con otros niños es la actividad más sana y productiva para que crezcan felices.
    Un saludo

  5. Dicen que los niños siempre dicen verdades…. y en este post ha quedado de manifiesto. Es muy interesante descubrir con que ojos nos miran nuestros hijos no solo en el deporte, sino en la vida. Somos su patrón de comportamiento y con nuestras actitudes, reacciones, opiniones estamos forjando sus vidas.
    Los niños son esponjas… nunca lo olvidemos. Y como esponjas pueden absorver “agua limpia” o “vinagre”: de ti depende que tu hijo se convierta en tu propia mejor versión de ti mismo…. o no.

    Gracias por poner voz a un pequeño deportista

  6. Toda la razón!! Yo considero que practicar deporte es muy sano y ayuda a los niños a relacionarse, hacer amigos… pero tiene que ser una actividad lúdica, que disfruten con ella, si no es así se convierte en una obligación que solo lleva a frustraciones y estrés.

¡¡Gracias por participar con tu comentario!!